Reflexiones e Irreflexiones


Inicio > Historias > Liberad las campanillas

2003-06-26


Liberad las campanillas

Me estoy volviendo un poco 'campañero'. Me explico: además de la campaña para que Sara extrene su bitácora, he decidido iniciar otra que igual es de su interés.

EppingForest tiene un hijo de 6 años, que ha creado una receta. Permite a su padre que se la proporcione a sus amigos, compañeros y vecinos, pero no permite que la publique en la red, y EppingForest lo atribuye a la timidez.


Creo que al final me ha parecido ver que egoismo no es. El pobre ha heredado mis genes y se trata de un agudo caso de timidez. No le hace mucha gracia la posibilidad de que a otros no les gusten las campanillas (así es como él mismo bautizó al plato). Y eso me sorprende: ¡el tio tiene idea de lo que es Internet! Sabe que si tecleas aquí cuatro garabatos, es posible que los lea gente que queda fuera de su control.


Digo yo que si le dejamos comentarios en la historia, igual ve que vale la pena compartir su receta con todos. Lean la historia en Campanillas (foto de familia) y dejenle sus comentarios allí.





votar

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://fernand0.blogalia.com//trackbacks/9249

Comentarios

1
De: Sara Fecha: 2003-06-26 16:53

Fernando, estos días ando muy liada, pero no creas que no te vigilo ;-)

Mientras esperas el resultado de tus campañas te regalo un cuento escrito por Miguel, para tu colección de dibujos, anécdotas y recetas infantiles :-)

EL MURCIÉLAGO DE LATA

Había una vez una murciélago hembra que comía muchas latas, y un día tuvo
un hijo de lata , y siempre tenía que ir a una fabrica de aceite para darle
de comer .
Y cuando se hizo mayor todos se metían con él y con su mamá . pero... cuando
se convirtió en murciélago adulto todos le querían y hasta le llamaban
murcilata .
Y un día a murcilata lo capturaron los científicos para saber como podía ser
de lata. Después de un tiempo descubrieron que no era de lata, sino que en
su interior había una lata y le daba ese colorido. Decidieron entonces
operarle y quitarle la lata para evitar que cuando tuviese hijos naciesen
con una lata dentro y entonces pudiesen morir, con lo que se extinguirían
muchos murciélagos.

Cuando fue al bosque ya no le llamaban murcilata, sino solo murci, porque no
tenía color de lata ni lata dentro. Entonces se caso y tuvo un hijo su
esposa pero como en los genes había átomos de la lata, nacieron de nuevo
murciélagos de lata, que no es que tuviesen una lata dentro sino que eran de
lata pura.Y lamoraleja de esta historia es : No debes tirar basura a los
animales.



2
De: fernand0 Fecha: 2003-06-26 18:43

El cuento merece su propia entrada .... lo pongo



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.162.44.105 (b490443bf1)
Comentario

Acerca de...

Esta es la bitácora de Fernando Tricas García. Está alojada en Blogalia:


Soy profesor y aquí hablo de internet y de casi cualquier cosa que me interese en cualquier momento.
Nací en Huesca y vivo en Zaragoza.

Se puede ver la página de Fernando Tricas García en la Universidad de Zaragoza donde hay información sobre mis clases, temas de investigación y también información sobre otras actividades como charlas, conferencias, cursos fuera de la universidad...

En El Mundo Es Imperfecto se pueden ver otras páginas y publicaciones que voy dejando por la red.

  • RSS
  • Inicio
  • Archivo
  • Contacto
  • Ver estadísticas (Statcounter)
    eXTReMe Tracker

Listas de deseos

Derechos

  • Contrato ColorIuris Verde

Perfil profesional

Seguir en Twitter


Calendario

<Mayo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
By Fernando Tricas García (En Google)