2011-10-18

Seis formas de no volver a perderse nunca más en una ciudad

Cuando me encontraba en una ciudad y tenía localizado el río, solía sentirme tranquilo: normalmente el río divide a la ciudad en dos partes y sabiendo lo que hay a cada lado, uno puede orientarse sin grandes dificultades por sus alrededores. Hasta que una vez en cierta ciudad la configuracion del río y sus canales hicieron que pasara un par de horas caminando, rodeándola y terminando de noche en las afueras sin saber muy bien qué había pasado.

Me hubiera venido bien cualquier teléfono un poco avanzado de los que tenemos hoy en día, que disponen de su GPS, mapas y todas esas cosas tan útiles.

Pero volviendo a los métodos de más baja tecnología, en Six ways to never get lost in a city again nos dan algunas pistas:


- La orientación de las antenas parabólicas.
- Los edificios religiosos (por cierto que leyendo el libro Di Sangro Señor de Nápoles este verano, jugaban un poco con este tema).
- Los vientos y las marcas climatológicas en los edificios.
- El flujo de la gente.
- La alineación de las carreterasa.
- Las nubes.

Por supuesto, preguntar también suele ser una buena idea y mirar las líneas de transporte público, con los mapas que suele haber en las paradas también puede ser una buena idea.

Etiquetas: , , , , , ,


2011-10-18 22:59 | 0 Comentarios | In English, please | En PDF | Para enlazar # |
| Compartir/Share | por correo | en Twitter | en LinkedIn | en Facebook | en Google+ | en Delicious |

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://fernand0.blogalia.com//trackbacks/70613

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.196.73.22 (856c3720ad)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?