Reflexiones e Irreflexiones


Inicio > Historias > En internet nadie sabe si tienes 14 años

2009-04-05


En internet nadie sabe si tienes 14 años

O si comes bien o mal.
O, como decía el viejo chiste, si eres un perro.
Y además, como dijo John Gilmore, internet interpreta la censura como un fallo y busca de manera automática rutas alternativas.

Leo en Ana y Mia, princesas de Internet sobre las páginas pro-anorexia y bulimia y su tratamiento; hemos mejorado un poco desde hace cuatro o cinco años cuando se empezó a hablar de estas cosas; El Defensor del Menor denuncia la existencia de páginas en Internet que animan a caer en la anorexia: auto-promoción para que parezca que se hace algo y ya está (Internet peligrosa y La irresponsabilidad de los medios).
Cerrar las páginas puede ser algo necesario, pero no resuelve el problema como puede verse unos años después.

Pero, como dice en el artículo,


"Desde entonces, el fenómeno no ha dejado de crecer y consolidarse como una realidad", escribía José Miguel Campos en la revista Frenia, de historia de la psiquiatría (Vol. VII, año 2007). Después de cuatro años de estudio de las redes sociales de estas chicas, Campos, sociólogo de la comunicación, está convencido de que perseguir y cerrar páginas va contra la lógica de Internet. El número de webs pro-Ana y Mia creció un 470% entre 2006 y 2007, según la empresa de seguridad informática Optenet. Un crecimiento mayor que el de las páginas de redes sociales. "Nos creemos que cerrarlas es la solución. Mejor eso que nada, se suele decir. Pero puede que sea lo contrario: lo ocultas, lo estigmatizas, ellas se esconden, se crecen y radicalizan", explicaba Campos.


Típicamente, dejar de ver algo no significa que eso no exista; y que no esté en la web 'visible' no significa nada, claro.


Enrique Rodríguez, inspector jefe de la BIT y director del informe, defiende el cierre de estas páginas, pero reconoce sus efectos adversos: "Hay que cerrarlas porque son perjudiciales. Pero tampoco es seguro que sirva de algo: las chicas enseguida abren otras y, además, se las encierra en un gueto, se queda en algo secreto. Y eso tampoco es bueno".


Aunque también,


Algunos psicólogos reconocen que Internet ha limitado una parte clave de su terapia, el grupo, porque las chicas ya encuentran ese refuerzo en la Red. Para Protégeles (www.protegeles.com ), asociación en defensa de los derechos de la infancia, el gran problema se encuentra en que un 17% de los menores que navegan por Internet visita páginas en las que se hace apología de la anorexia.


Sobre la edad, y la autopromoción de algunos defensores, Tuenti reconoce la dificultad para verificar las cuentas de menores de 14 años: Tuenti se ha comprometido con la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) a implantar sistemas efectivos para limitar el acceso a su red de menores de 14 años, así como a depurar los perfiles actuales de quienes tengan esa edad, en un plazo de tres meses.

Es posible que puedan desactivar los perfiles de gente que haya puesto su edad real y sea inferior a 14 años, pero eso no hace muy probable que esa gente desaparezca de 'Tuenti' ni de la red.

Al final, el problema es el de siempre, supongo: menores que navegan solos y a los que nadie presta mucha atención hasta que ya es un poco tarde.

Las campañas de información entiendo que también son necesarias Ana y Mía (importante, con información para padres y educadores) y hace uno mucho hubo una campaña sobre el particular para posicionar en los términos de búsqueda 'delicados' páginas informativas, pero todos sabemos que el que no quiere entender, no va a leerse lo que le cuente un desconocido en la red: Posiciona Contra La Anorexia!.

Etiquetas: , , , , , , , ,


votar

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://fernand0.blogalia.com//trackbacks/62586

Comentarios

1
De: Anónima Fecha: 2009-04-05 21:44

[fernand0]

Al final, el problema es el de siempre, supongo: menores que navegan solos y a los que nadie presta mucha atención hasta que ya es un poco tarde.

[Anónima]

Pues si. Pero es que además el problema no es que _naveguen_ solos: es que _están_ solos.

Desde la ESO, al menos en el instituto que le tocará a mi hija, tienen un horario de 8h20 a 15h15. ¿Qué va a hacer desde las 15h15 hasta que yo pueda volver a casa? A esa edad es difícil que se organicen para estudiar, en las grandes ciudades tampoco pueden irse a jugar a la calle con los amigos.

De esa soledad no puede salir anda bueno.

En mis tiempos *suspiro* teníamos el mismo horario hasta la Universidad: de 9h a 17h. Eso era bastante más compatible con el horario de los padres, aunque no del todo.




2
De: fernand0 Fecha: 2009-04-06 10:30

El problema de los niños que están solos se manifiesta en más cosas, es cierto :). Pero no tiene que ver con cerrar webs o pedir carnés de acceso ni nada parecido, me temo.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.158.221.251 (17fa71eb59)
Comentario

Acerca de...

Esta es la bitácora de Fernando Tricas García. Está alojada en Blogalia:


Soy profesor y aquí hablo de internet y de casi cualquier cosa que me interese en cualquier momento.
Nací en Huesca y vivo en Zaragoza.

Se puede ver la página de Fernando Tricas García en la Universidad de Zaragoza donde hay información sobre mis clases, temas de investigación y también información sobre otras actividades como charlas, conferencias, cursos fuera de la universidad...

En El Mundo Es Imperfecto se pueden ver otras páginas y publicaciones que voy dejando por la red.

  • RSS
  • Inicio
  • Archivo
  • Contacto
  • Ver estadísticas (Statcounter)
    eXTReMe Tracker

Listas de deseos

Derechos

  • Contrato ColorIuris Verde

Perfil profesional

Seguir en Twitter


Calendario

<Mayo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
By Fernando Tricas García (En Google)